LA POLLA RECORDS 35 años de «Salve», el pistoletazo de salida de toda una generación punk-rock vuelve a la actualidad por todo lo alto, publicando el disco “¡Ni descanso, ni paz!”, el primero en dieciséis años,35 años de «Salve», el pistoletazo de salida de toda una generación punk-rock LA POLLA RECORDS vuelve a la actualidad por todo lo alto, publicando el disco “¡Ni descanso, ni paz!”, el primero en dieciséis años, a la venta el próximo 10 de mayo, y realizando una gira que cuenta ya con dos sold out en Bilbao. El nuevo álbum está formado por diecinueve temas regrabados, los más significativos de sus tres primeros trabajos; “Salve” (1984), “Revolución” (1985) y “No Somos Nada” (1987). Además, “¡Ni descanso, ni paz!”, incluye una canción inédita, que precisamente da nombre al decimoquinto disco del grupo de Agurain (Álava), compuesta por el mítico vocalista Evaristo Páramos. Dicho esto, pongámonos en «modo rewind» para viajar en el tiempo. Y es que treinta y cinco años han pasado ya, ni más ni menos, desde ese genial debut de LA POLLA RECORDS, llamado “Salve” y editado por la discográfica Soñua en 1984, un pequeño sello discográfico navarro gestionado por los hermanos Goñi. Pocos imaginaban que esos cinco punkis de Salvatierra, con aquellas canciones locas, se convertirían en abanderados de todo un movimiento. En cuestión de tiempo, sus “Bombas de Odio” iban a ser escuchadas en todos los rincones de la península. ¿Y por qué destacaron? Pues como siempre, porque supieron distanciarse de grupos como CICATRIZ, ESKORBUTO o RIP. Canciones como “Tope Bwana”, con tintes reggae, o “Tú alucinas”, con trompeta de fondo, incluidas precisamente en “Salve”, son el claro ejemplo de ello. Efectivamente, LA POLLA RECORDS siempre ha dibujado un retrato pesimista de la sociedad, a través del desparpajo y salero de su vocalista Evaristo, un auténtico showman que se crece con temas como “Porno en Acción”. Las letras que compone, asimismo, son una mezcla de rabia, ironía y mala leche. En cuanto a las composiciones, ninguna de ellas, excepto la misma “Salve”, supera los dos minutos y medio. Curiosamente, en los temas cortos pero certeros que componen este debut de LA POLLA no encontramos punk al uso. De hecho, “Salve” tiene una vertiente más próxima al rock & roll urbano-callejero de los primeros ochenta que al punk de los SEX PISTOLS, veamos por ejemplo los temas “Canción de Cuna”, “Estrella del Rock” o “Venganza”, que abre el LP y posee un interesante interludio de guitarra. “Salve” fue grabado en los estudios Tsunami de San Sebastián, con Josean López como técnico responsable de los controles. En su interior, encontramos auténticos bombazos dirigidos a toda esa sociedad que recién estrenaba democracia. Desde la Iglesia Católica, reflejada en temas como “Salve” o “El Gurú”, la propia escena musical, presente en cortes como “Estrella del Rock”, “Muy Punk” o “Críticos”, pasando de la política, en canciones de la talla de “El Séptimo de Michigan” o “Revistas de Corazón”, a la preocupación por el medio ambiente, en “Así Casca la Basca”, hasta llegar al consumismo desmesurado, como bien cuenta “Los Siete Enanitos” o “Come Mierda”, todo tiene cabida en este LP debut de LA POLLA RECORDS. Muchas canciones de “Salve”, como sabréis, han sobrevenido himnos, pero si alguna ha pasado a los anales de la historia, esta es “Nuestra Alegre Juventud”, la banda sonora de muchos de los jóvenes descontentos de aquellos maravillosos años ochenta. Precisamente, ese descontento social de parte de la población, alimentado por el paro, el fuerte sentimiento nacionalista y otros factores, generaron en Euskadi y en Navarra una forma de expresarse bien distinta a la del resto. Nacía por entonces el “Rock Radikal Vasco”, una etiqueta que algunos repudiaron. “Txus”, por su parte, es la canción que cierra el disco: otra de las que ha caído más en gracia a lo largo de los años. La producción en la batería es buena muestra del sonido ochentero que encontramos en los discos de la época. En la actualidad, resulta un auténtico tesoro revivir ese sonido.En

el

En el caso de LA POLLA, el espectáculo visual que ofrecían resultaba un extra. En muchas de sus actuaciones, incluso, quemaban una cruz, símbolo del anticlericalismo que Evaristo cultivó en el colegio de monjas al que asistió de pequeño. En un abrir y cerrar de ojos, la banda pasa de tocar en su Salvatierra natal a dar sus primeras giras por Alemania, México, Argentina, Centro América… En dos años, “Salve” había vendido más de 50.000 copias, así que LA POLLA RECORDS, haciendo honor a su nombre, decide auto-editarse su tercer disco con su propio y efímero sello Txata Records.

Los Ríos donde los componentes vivos hicieron un par de lps the meas y the cagas .

Esté es un concierto las canciones de los Rip en Vigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s